¿Y LA MEDICINA MODERNA?

En este consultorio intentamos construir puentes entre la medicina actual y las valiosísimas herramientas que aporta la medicina Ayurveda para sostener la salud y prevenir la enfermedad. Sin olvidar nunca los pilares de la medicina general moderna o alopática, en este consultorio utilizamos la medicina Ayurveda porque su abordaje es esencialmente preventivo. El Ayurveda cuenta con un arsenal inmenso de consejos y herramientas que traemos a la actualidad porque son fáciles de aplicar y, fundamentalmente, han probado ser efectivas a lo largo de muchos muchos años. 

 

Este trabajo complementa perfectamente al de la medicina moderna (un médico clínico general, uno especializado en algún área en particular o una intervención). Siempre podemos recurrir a los remedios alopáticos o a una interconsulta en caso de ser necesario, ya que también usamos la medicina moderna cuando resulta pertinente. 

 

¨Igual que al navegar un bote, para mantenernos a flote no podemos dejar de ajustar las velas mientras dure el viaje. Algunos cambios son automáticos, otros requieren esfuerzo y decisión. El bienestar no puede asegurarse de una vez y para siempre, la vida cambia mucho. Pero por suerte también es cierto que podemos hacer mucho para estar bien.¨ Ayurveda en Casa 
¿CON QUÉ FRECUENCIA SE HACE UNA CONSULTA AYURVÉDICA?

Las consultas en medicina preventiva Ayurveda son como una escuela. Se trata fundamentalmente de aprender hábitos nuevos y esto lleva tiempo. Por eso la frecuencia de las consultas no es fija, sino que respeta el ritmo que cada un@ quiera llevar. 

En adult@s se pueden hacer consultas más frecuentes al inicio, para ir incorporando los hábitos, espaciándolas a medida que vamos aprendiendo. Es un buen ritmo hacer una consulta con cada cambio de estación al menos durante el primer año. Una vez recorrido un año entero de rutinas nuevas, podrán aplicar los cammbios por ustedes mismos cuando sean necesarias. 

En los niños sanos, durante el 1er año de atención recomendamos una consulta mensual, excepto que haya alguna condición de salud que necesite atención más frecuente. Las consultas se espacian cada 3 meses a partir del segundo año - coincidentes con los cambios estacionales-. De allí en adelante evaluaremos la frecuencia de encuentros en cada caso, según edad y/o condición médica.

¿POR QUÉ AYURVEDA Y ASTROLOGÍA?

Tanto la Astrología Occidental como la medicina Ayurveda ayudan a observarnos desde una perspectiva más integradora. Ambas son disciplinas muy antiguas, que requieren largos años de estudio y entrenamiento para ser aplicadas apropiadamente. Este trabajo busca una sanación profunda en las personas, que sólo puede ocurrir cuidando el cuerpo, la mente y la conciencia al unísono.

A partir de conectarnos con nosotros mismos, respetando el cuerpo y las leyes de la naturaleza que gobiernan todos nuestros procesos, podemos contar con un terreno fértil y resistente donde calmar nuestra mente y ampliar nuestra conciencia. 

Entendernos mejor nos permite una búsqueda más clara de las herramientas que precisamos para recorrer con más facilidad los diferentes momentos de la vida. La mirada permisiva para reconocernos mejor y cuidarnos tal como somos es, en sí misma, sanadora.

¿ASTROLOGÍA OCCIDENTAL O VÉDICA?

La medicina Ayurveda se encuentra asociada a un tipo de astrología que tiene su mismo origen: la Astrología Védica. Este tipo de astrología comparte muchísima información con la Astrología Occidental como las cualidades de los signos, las funciones de los planetas o las casas en la carta. Sin embargo, también tiene otras grandes diferencias, entre ellas presta especial atención a la Luna y a sus nodos y usa la base sideral (es decir que su foco está en las estrellas y no en el Sol). 

El enfoque de la Astrología Occidental, en cambio, corresponde al que se adoptó durante el periodo Helénico, se llama tropical y le da gran importancia al Sol, las posiciones de los planetas con respecto a este y la Tierra en el momento que alguien nace. 

Como sus sistemas de análisis y formas de observar el cielo difieren, también brindan diferente información. Incluso es posible que alguien tenga un signo solar diferente y otra carta natal en Astrología occidental que en la Védica. Ambas tienen gran riqueza de información para aportar. En este consultorio trabajamos, por el momento, exclusivamente con Astrología Occidental.

¿QUE PUEDE VERSE EN UNA CARTA NATAL?

En el mandala de una carta pueden verse: 

  1. Los doce signos del zodíaco (que representan las doce constelaciones que se encuentran a lo largo de la eclíptica- la órbita que dibuja la Tierra alrededor del Sol). 
  2. Las doce casas: el mandala se encuentra dividido en 12 casas, que cambian su tamaño según la latitud en la que hayamos nacido. Cada casa representa un área de la vida en la que tendremos determinadas experiencias. Por ejemplo la casa IV representa la familia, la intimidad, la VII la pareja o la relación con socios, etc.
  3. La posición del Sol: El sol se encontrará durante un mes en cada signo, de manera de completar la vuelta entera a lo largo de un año. Según el momento del nacimiento, el Sol estará en un signo determinado, este sera nuestro SIGNO SOLAR, y lo compartimos con todas las personas que hayan nacido ese mismo día en cualquier parte del mundo. El Sol también ocupará una determinada casa, esto varía según el momento y lugar de nacimiento de cada uno.
  4. El ascendente: En el mandala puede verse la línea del horizonte (una línea horizontal que lo atraviesa de este a oeste o de izquierda a derecha). El signo que aparece en el extremo izquierdo de esta horizontal, es el signo que se ve en el horizonte en el momento en que nacimos, lo llamamos ASCENDENTE y expresa las cualidades con las que estamos en contacto permanente en nuestras vidas, pero que nos lleva más tiempo reconocer como propias. 
  5. El signo y casa de la Luna: El signo dependerá de la posición que tenga este satélite en el cielo en el momento en que nacemos, y será el mismo al de otras personas que hayan nacido en el mismo día. La casa de la luna también se modifica según el momento y lugar de nacimiento. 
  6. El signo y casa de los planetas: También los distintos planetas se ubican dentro del mandala, cada uno en un signo y una casa determinada. El signo de los planetas más lentos (Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón) lo compartimos con muchas personas, pero cada uno lo tendrá ubicado en una casa particular según su hora y lugar de nacimiento. 
  7. Las relaciones entre Sol, Luna y Planetas o ASPECTOS: Esta es la parte más compleja del análisis. Los astros se encuentran generando relaciones entre sí que llamamos ASPECTOS. Los aspectos son distancias o relaciones geométricas o matemáticas que los astros dibujan entre sí en el cielo, respecto de otros planetas, del sol y de la luna. Estas distancias en el cielo, forman parte de un código que también vibra dentro de nosotros y se manifiesta como distancias internas entre aspectos de nosotros mismos.
  8. Los tránsitos: Son los movimientos de los planetas en el cielo actual, respecto de nuestro mandala natal. Los tránsitos ayudan a identificar momentos en los cuales se expresan determinadas partes del código con mayor fuerza.